La dama del alba

ACTO PRIMERO
En un lugar de las Asturias de España. Sin tiempo. Planta baja de una casa de labranza
que trasluce limpio bienestar. Sólida arquitectura de piedra encalada y maderas nobles.
Al fondo, amplio portón y ventana sobre el campo. A la derecha, arranque de escalera
que conduce a las habitaciones altas, y en primer término del mismo lado, salida al
corral. A la izquierda, entrada a la cocina, y en primer término, la gran chimenea de leña
ornada en lejas y vasares con lozas campesinas y el rebrillo rojo y ocre de los cobres.
Apoyada en la pared del fondo, una guadaña. Rústicos muebles de nogal y un viejo reloj
de pared. Sobre el suelo, gruesas esteras de soga. Es de noche. Luz de quinqué.
La Madre, el Abuelo y los tres nietos (Andrés, Dorina y Falín) terminan de cenar. Telva,
vieja criada, atiende a la mesa.
ABUELO (Partiendo el pan). —Todavía está caliente la hogaza. Huele a ginesta en flor.

Categoría:

Descripción

Género: Teatro
Autor: Alejandro Casona